En la categoría Frutos Secos, prueba nuestros nuevos productos: Pistacho crudo y tostado y Almendra tostada.
Volver al blog

Los 4 grandes beneficios de la alimentación ecológica

Publicado el 30 de Agosto de 2019

Seguro que alguna vez te has parado a pensar si merece o no la pena introducir alimentos ecológicos en tu dieta, y te gustaría saber si la alimentación ecológica tiene tantos beneficios como has escuchado o leído.

 

Quizás eres de las personas que compra por inercia, sin prestar demasiada atención a lo que consume; o por el contrario eres una persona muy informada y tienes claro por qué tu alimentación debe ser lo más sensata posible y optas por consumir el máximo de opciones ecológicas.

 

El caso es que este post está dedicado a todos aquellos que les gustaría tener más conciencia sobre los alimentos que ingieren, que se han planteado alguna vez incrementar el consumo de alimentos ecológicos en su dieta pero que por diferentes circunstancias no lo han realizado.

 

Por supuesto no pretendemos convencer a nadie, pero si después de leer esta entrada conseguimos que alguien se plantee seriamente comenzar a consumir más productos ecológicos, estaremos más que satisfechos.

 

¿Cuales son los 4 grandes beneficios de la alimentación ecológica? Pues muy sencillo:

 

1. AMBIENTALES:

 

  • La agricultura y ganadería ecológica es una poderosa herramienta para frenar la contaminación del medio ambiente y de los alimentos. Principalmente porque evita el uso abusivo de todo tipo de fertilizantes y plaguicidas que se utilizan en la agricultura común, agentes causantes de los incontables daños producidos a nuestras aguas, tierra y aire.

 

  • También los animales criados en campo abierto, acostumbrados a pastar hacen una importante labor fertilizando suelos y mantienen limpio nuestros bosques y campo.

 

  • La agricultura y ganadería ecológica favorece la biodiversidad, recuperando aquellas especies vegetales y animales, despreciadas por su baja productividad. Qué sería entonces de la espelta, del alficoz, o el cabrito celtibérico por citar algunos ejemplos.

 

2. SOCIALES:

 

  • Contribuyen al desarrollo y la generación de empleo digno en las zonas rurales, generando además una cadena de valor justa.

 

  • La producción de alimentos ecológicos es 100% sostenible. Utiliza de modo racional los recursos que la naturaleza pone a nuestra disposición, para nosotros y también para las generaciones futuras.

 

  • Además la explotación de agrícola o ganadera que esté en armonía con el medio en el que se desarrolla y que, además con el tiempo da sus frutos, es la mayor recompensa que puede tener quien la desarrolla. De esta manera, los que trabajamos con producción ecológica coincidimos en un fin común: aportar más vitalidad y salud a aquellos que consumen nuestros productos.


3. SANITARIOS:

 

  • Con los métodos ecológicos se evita o minimiza el uso de compuestos químicos tóxicos (plaguicidas, finalizadores, antibióticos en animales,etc.) que dañan la salud. No os descubrimos nada nuevo si hablamos del problema mundial que tenemos los humanos frente a la resistencia a los antimicrobianos, o la falta de identificación de los disruptores endocrinos en pesticidas y biocidas, pero si os interesa podéis ampliar información al respecto aquí y aquí).

     

  • Los alimentos de origen ecológico son más ricos en determinados nutrientes. No lo decimos nosotros, el propio Ministerio de Agricultura remarca que la producción ecológica, al no emplear químicos garantiza la calidad de los productos y de sus propiedades nutritivas.

 

4. GASTRONÓMICOS:

 

  • Los alimentos ecológicos tienen mucho más sabor, y al respetar sus ciclos de sembrado y maduración que la naturaleza marca (en el caso de lo agricultura) o de crianza en campo y alimentación natual (en el caso de la ganadería), se consiguen unas cualidades organolépticas excepcionales.

     

  • Algunos de los más prestigiosos restaurantes poseen su propia huerta y su pequeña granja, donde cultivan y crían con mimo, y en armonía con la naturaleza, los productos que luego, muy frescos, servirán en los platos.

 

En la revista de gastronomía “Sobremesa”, su director realizó en la editorial del nº 170, de junio de 1999, una afirmación que sigue siendo muy actual: “...(en el futuro) la verdadera alta cocina será la que ofrezca esas especies en vías de desaparición, con menos maquillaje culinario: una cocina basada en el sabor original de los grandes productos, una sabia cocina en la que triunfará la sencillez como envoltorio de lo escaso... El Everest culinario se situará en un puñado de verduras recién cogidas en la cercana huerta, crudas y regadas con un hilo de aceite virgen. Algo al alcance de muy pocos”.

 

En definitiva, consumir productos ecológicos tiene 4 grandes beneficios, pero además es una actitud responsable que puede lograr positivos cambios en el modo de actuar de empresas y administraciones, impulsándolas hacia métodos y productos más respetuosos con el medio ambiente y con la salud del planeta.


 


 

Debes estar registrado para dejarnos tu opinión

¿Quiéres recibir información en tu email?

Déjanos tu email y te enviaremos nuevos productos y noticias:Inscribirse